Agro Zamora

El censo de aves en las Lagunas de Villafáfila en Zamora aumenta de forma notable

Las últimas lluvias y la ubicación del humedal han hecho posible este incremento

Comparte en tus redes:

Personal de la Junta de Castilla y León ha realizado esta semana el censo de aves en la Reserva Regional de caza de “Las Lagunas de Villafáfila”, obteniéndose unas cifras espectaculares, 17.445 ejemplares, casi un 70% más que el año pasado. La elaboración de este censo se hace de forma coordinada en toda Europa entre el 10 y el 20 de enero en todos los humedales importantes con el fin de ver la evolución de las especies y sus cambios de comportamiento.

Este incremento se debe por un lado a las lluvias de las últimas semanas que han aumentado notoriamente la zona inundada, que actualmente estaría cerca del 70 % de la superficie total del complejo (550 ha.) y por otro lado, estas grandes concentraciones invernales de aves se producen debido a la privilegiada situación geográfica de “Las Lagunas de Villafáfila”, en plena ruta migratoria de cientos de especies que a lo largo del año se desplazan hasta el sur de la Península Ibérica o el norte de África, procedentes de toda Europa.

En este último censo de aves acuáticas realizado en la Reserva el pasado 16 de enero se contabilizaron más de 17.445 ejemplares. Destacan sobre todo los grandes números de chorlitos dorados europeos (Pluvialis apricaria), con más de 3.090 censados o las 6.408 avefrías (Vanellus vanellus), aunque las especies más llamativas por su tamaño y carácter bullangero son los 370 ánsares comunes (Anser anser), que siguen en descenso desde los últimos años, y 445 grullas (Grus grus).

También se pueden ver estos días grandes cantidades de ánade azulón, pato cuchara, cerceta común, ánade silbón y friso, focha o tarro blanco. Y en menor número gaviota reidora y sombría, avoceta, correlimos común o combatiente entre otras. Así hasta 30 especies diferentes, la mayoría de las cuales permanecerán en la Reserva durante todo el invierno. Sin duda, el momento ideal para que los aficionados a la observación de aves o los amantes de la naturaleza en general puedan disfrutar de un magnífico espectáculo.

Como especies curiosas que se han localizado en la Reserva estos últimos días, merece la pena destcar la presencia de un ejemplar de Barnacla carinegra (Branta bernicla) y dos flamencos (Phoenicopterus ruber), especies que solo aparece en la Reserva de manera ocasional.

Dado que nos encontramos en el momento espectacular en este espacio natural único y de extraordinario valor a nivel mundial, la Junta de Castilla y León, a través de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio como viene haciendo todos los años durante estas fechas, anima a todos los ciudadanos a visitar, conocer y disfrutar de una de las joyas medioambientales más importantes de la península y que acumula una mayor densidad de aves.

La situación geográfica en la que se encuentran las “Lagunas de Villafáfila” la convierten en un punto estratégico en las rutas migratorias de cientos de especies de aves, que viajan desde toda Europa hasta Doñana, Norte de África y las grandes zonas costeras de Mauritania. Este es el motivo de las grandes concentraciones de aves invernantes que se producen en estas fechas en la Reserva natural.

La Reserva cuenta con varios observatorios de aves situados en las principales lagunas y desde donde poder observar con facilidad esta abundancia y diversidad de fauna. En el término municipal de Revellinos, junto a la carretera de Villalpando, está el observatorio de las lagunas de la Rosa y Barillos; en Villarrín de Campos tenemos el observatorio de la laguna de San Pedro y por último el observatorio de Otero de Sariegos, situado al borde de la laguna Salina Grande. Todos estos miradores cuentan con telescopios gratuitos de uso público, para facilitar la observación de la fauna en cada una de las lagunas.

La Casa del Parque en Villafáfila

Para completar la visita a la Reserva Natural resulta imprescindible acudir a la Casa del Parque “El Palomar”. Este complejo de 23 ha. alberga en su interior el edificio de interpretación y dos pequeñas lagunas. Además de los numerosos recursos expositivos y audiovisuales con los que cuenta el centro, dispone de personal especializado que ayudará a los visitantes a mejorar notablemente la visita a la Reserva Natural.

La Casa del Parque permanece abierta para el público en general los viernes sábados y domingos entre las 10:30 a 14:30 y de 16:00 a 18:30 h y de lunes a viernes para grupos organizados con reserva previa.

Las dos lagunas del complejo cuentan con un recorrido perimetral de apenas 1,5 km de longitud y 8 observatorios de aves, algunos de ellos dotados con cristal espía, desde los que poder observar la fauna sin ser vistos.

Noticias relacionadas