Agro Soria

Unión de Pequeños Agricultores de Soria (Upa Soria)

Raúl Ramírez

Comparte en tus redes:

¿Cómo se encuentra en general el campo soriano?

Raúl Ramírez: gracias a las lluvias caídas en el mes de abril y primeros de mayo podemos afirmar que la si- tuación del campo soriano en gene- ral es buena

En los sectores agrícola y ganadero se han incrementado notablemen- te todos los costes de producción,

¿cómo está afectando esta subida?

Raúl Ramírez: los incrementos han sido y siguen siendo muy elevados. Esto lleva a preguntarse si estos cos- tes, una vez que la situación se nor- malice van a bajar y retornar a un nivel normal; yo creo rotundamente que no, estos costes han venido para quedarse. Para los agricultores y ga- naderos estos precios desorbitados son inasumibles, algo no estamos

haciendo bien.

El riesgo y el miedo es que estos precios tan elevados sean una cons- tante en el medio plazo.

Raúl Ramírez: se nos está invitando a que nos acostumbremos a estos precios. Mi margen comercial es aho- ra mismo peor al de hace dos años. El sector primario sobrevive gracias a “ir tirando de la hucha”. Ahora mismo en los pueblos seguiremos comien- do, aunque sea mediante productos del huerto, pero en las grandes ciu- dades va a llegar la escasez y muchas familias van a padecer esta carestía

Sube el precio de los fertilizantes, de los combustibles, qué perspectiva hay ahora para la incorporación de jóvenes agricultores y ganaderos en un futuro a corto plazo?

-Raúl Ramírez: el panorama ya era muy complicado, pero ahora lo es mucho más. Las cifras que pro- porcionan las administraciones res- pecto a la incorporación de nuevos profesionales a nuestro sector no son reales. El joven que ahora quiere tra- bajar en el campo lo va a tener muy crudo porque los márgenes son irri- sorios. La generación de los años 60 tenemos los días contados y ese por- centaje no se va a reponer por una cuestión básica, la rentabilidad, pero el campo a día de hoy, no es rentable.

-Cambiamos de asunto, el proble- ma del lobo es cada vez más impor- tante en la provincia

-Raúl Ramírez: el lobo es un gran desconocido para la población. El ministerio asegura que la sociedad ha de convivir con el lobo, pero esto se traduce en que son los ganaderos los que sufren esta convivencia. La semana pasada, a menos de 10 km en línea recta desde mi explotación,

se produjeron 2 ataques. Continua- mente recibo llamadas de ganade- ros de la provincia en las que me in- forman de pérdidas producidas por ataques de lobo, matan a 5 ovejas, a 10, incluso a 15, vamos a llegar a tener que dormir junto a los rebaños como hacían nuestros antepasado. La ad- ministración excluye por completo a los ganaderos ovinos y nos margina,

¿quién vela por nuestros intereses? Se mira por el bienestar de turistas, pero a los que vivimos todo el año en el pueblo se nos deja de lado. Los vi- sitantes de los pueblos se quejan de los mastines de los ganaderos, pero se hacen imprescindibles para de- fender a nuestros animales del lobo. Lobos siempre ha habido, hay y ha- brá, pero se necesita un control y una regulación, tanto desde el Ministerio como la Consejería.

Raúl Ramírez, secretario general de la Unión de Pequeños Agriculto- res de Soria (Upa Soria).