Agro Palencia

La batalla entre el lobo y la ganadería extensiva, si todo sigue así, la ganará el lobo

David Tejerina Representante de COAG Palencia

Comparte en tus redes:
Meadow covered with thick green grass and wild flowers, landscape with thick clouds clear piece of blue sky. Horizontal view.

El representante de COAG Palencia, David Tejerina, muestra la preocupación de la ganadería extensiva en la provincia y asegura que “hay más ataques de los que salen a la luz”

El presidente de COAG Palencia es David Tejerina, cargo que ostenta desde 2015 compatibilizándolo con su explotación ganadera de ovino en Villatoquite (Palencia). Tomó el relevo en la agrupación de Pablo García.

¿Qué calificativo le pondría a este 2022 en el sector agroganadero?

Está siendo un año con una incertidumbre tremenda. Todo el día pegado al móvil viendo la evolución de los mercados. Un caos, lo que hoy parecía que era un buen precio de cereales a la hora de vender, a la semana siguiente se quedaba desfasado porque habían subido los costes mucho más. Lo mismo con los fertilizantes, abonos fitosanitarios, gasóleo… todos los días subiendo esos costes de producción.

¿Qué se plantará en Palencia en esta campaña?

A día de hoy, la campaña de riego está garantizada, aunque creo que los agricultores han optado por desechar la remolacha, que no se veía viable porque necesitan más aporte de agua y se preveían más ganacias en el girasol o el maíz, que ha sido la apuesta de los agricultores palentinos este año.

¿Y para la agricultura qué año espera?

Lo más preocupante del sector nos lo transmiten los intermediarios, que nos llevan nuestras ovejas viejas y también los tratantes de lechazos indican que en el momento que se cobre la futura PAC, posiblemente habrá un sacrificio masivo de animales. Hay gente que, incluso, está a la espera de quitar rebaños enteros. A esto contribuye que el sector está muy envejecido y no hay relevo generacional. Hay ganaderos con la edad cercana a la jubilación que tienen también algo de explotación agrícola y seguramente vayan a dejar los animales, porque económicamente les sale más rentable. Están trabajando a pérdidas, puedes aguantar un mes o dos meses, pero llevamos muchos años ya con este tema. Date cuenta que los precios se nos han encarecido un 20%, incluso algunos específicos un 40%, entonces mantenerse es una locura.

¿Colabora a estas decisiones la consideración del lobo como especie protegida?

Claro. De hecho ahora mismo hay muchos ataques. Ya ni siquiera se dan parte. Antes dabas un parte a la Junta y te indemnizaba, tardaría más o menos, pero ahora ni siquiera se está indemnizando. Creemos incluso que hay más ataques de los que se están diciendo porque ya directamente la gente no denuncia. Es otra vuelta de tuerca que hace daño, sobre todo al norte de la provincia. Hay una competencia feroz entre el lobo y la ganadería extensiva y al final creo que va a ganar el lobo.